ASESORES INDEPENDIENTES

NOTA: La información ofrecida NO es vinculante y puede experimentar resultados diferentes a los mostrados, en ningún caso ha sido aportada por centro comercial alguno.

Centro Comercial

El principio del geomarketing se basa en la premisa de que las personas que comparten entornos geográficos cercanos, tienden a compartir comportamientos, consumos y actitudes similares.

El hombre es un animal social, somos gregarios, y es fácil observar cómo el comportamiento es muy similar según que grupos de personas comunes analicemos.

El geomarketing nos ayuda a analizar la ubicación, presente o futura, de un negocio físico por medio del estudio de los clientes, de los puntos de venta, de la competencia y del territorio, con el objetivo de aumentar las ventas.

También sabemos que comprar un producto es una confirmación sobre mí mismo, de mi imagen y estilo de vida, con el aumento de la renta, el deseo y NO la necesidad, determinan el hábito de compra.

Con base en estas premisas tratamos de buscar los patrones geográficos comunes que nos ayuden a encontrar la ubicación ideal. El esfuerzo merece la pena dado que la inversión en un local, obra civil, tasas, impuestos y demás es considerable, por lo se hace imprescindible reducir las posibilidades de fracaso.

En el caso de que ya tengamos un cierto número de tiendas, la idea es estudiar las que sean más rentables, o las que vendan más.

Con los datos históricos que tenemos se trata de analizar a los clientes de esas tiendas y en base a los datos obtenidos, replicarlos en otras zonas que cumplan con los mismos criterios, en el ámbito geográfico que nos interese.

Si sabemos por ejemplo que nuestros mejores clientes son personas entre 25 y 35 años sin hijos, ahorradores y amantes del deporte, con un nivel adquisitivo medio/alto, con estudios, que viven en zonas de periferia urbana en casas bien equipadas, ya tenemos un patrón perfectamente definido con el que trabajar.

Comenzaremos la búsqueda en zonas donde se den estas características. Obviamente, cuanto más segmentamos más afinamos el tiro.

Para el caso de un negocio nuevo, donde no tenemos datos reales de nuestros posibles y futuros clientes, la opción es analizar a la competencia directa mediante el método de las analogías, que se basa en la idea antes comentada de que las personas que comparten grupos, también comparten sus hábitos. 

El problema es que en muchas de las localizaciones ya estarán presentes, lo cual es un impedimento, pero también será raro no encontrar ubicaciones donde no tengan tiendas… ¡Hay que ir a pescar donde están los peces!

 

Analizaremos los siguientes factores:

Población cercana al punto elegido.

Nivel de renta y gasto.

Tráfico peatonal.

Competencia.

Hábitos de consumo de la zona.

Tejido comercial. Localización de centros comerciales.

Impuestos municipales.

Precio de los alquileres, por metro2.

Imagen de los comercios establecidos.

Accesibilidad. Parking, transporte, barreras físicas, etc.

Normativas municipales y de las comunidades de vecinos.

Visibilidad y metros lineales del escaparate.

Renta per cápita.

Tasa de desempleo.

Climatología.

Estacionalidad de la zona, si es turística o no.

Estimación de ventas, cuenta de resultados ficticia.

Calcular cómo afectará nuestro negocio al resto de competidores y como de agresivos son en sus promociones y ofertas.

 

Herramientas de geomarketing:

Mucha de esta información la podemos obtener en fuentes públicas gratuitas como el INE, instituto nacional de estadística, también en Nomecalles, aunque no tiene de todas las poblaciones como el INE. 

Otros sitios donde encontrar información fiable son las cámaras de comercio locales, también en el padrón municipal.

En cuanto a los criterios de segmentación de los consumidores una herramienta muy potente son las tipologías Mosaic, donde se describen perfectamente los perfiles del consumidor.

Si disponemos de un CRM bien alimentado, tendremos una visión clara de nuestro cliente ideal 

También es muy útil la herramienta de Google Trends para ver la estacionalidad. Simplemente con poner el término de la búsqueda o palabra clave, nos dirá cuando se producen esas búsquedas según los filtros que aplicamos.

La herramienta de Google Maps, nos evitará desplazamientos innecesarios ya que con la opción de satélite podemos visualizar las calles con los comercios que tienen. 

Debemos de fijarnos en la fecha que realizaron el mapa pues en muchos casos habrá variaciones, pero con todo nos dará una idea del tejido comercial y de la zona en cuestión.

En el marketing de segmentos, la acción comercial es más directa y selectiva, busca agrupaciones de clientes más pequeños pero mejor escogidos, con mayor efectividad comercial.

Del acierto de la selección de las variables y del conocimiento del negocio, dependerá el éxito de la segmentación.

 

Podemos definir nuestros clientes como sigue;

Perfil de cliente:

 

1 Datos geográficos

 (¿Dónde?) dónde viven, urbano o rural, residencial o comercial, costera u otra zona específica.

 

2 Datos demográficos

(¿Quién?) edad, estado civil, formación, ocupación, nacionalidad.

 

3 Datos socio-psicológicos

(¿Cómo?) clase social, estilo de vida, valores ante el consumo.

 

4 Datos de comportamiento ante el consumo

(¿Qué hacen?) frecuencia de compra, grado de fidelidad, origen de la compra.

Lo importante es tener un sentido estratégico y un buen conocimiento del negocio… de manera sencilla y rápida.

 

Tips;

Las compañías enfocadas en los diferentes tipos de clientes, pymes, gran consumo, son más efectivas que las generalistas. Los especialistas triunfan sobre los que son todo para todos.

El geomarketing es útil para personalizar la oferta dependiendo de los territorios y de la tipología de cliente.

Definir el mercado objetivo, identificar consumidores con necesidades similares.

Uno de los hábitos más comunes, a la hora de tomar decisiones de una compra importante, es preguntar a sus círculos su opinión y experiencia pasada. Por esto la importancia de las redes sociales y de los influencers.

Además del capital humano, el principal activo de una empresa es la información que maneja sobre sus clientes para tener una ventaja competitiva.

La importancia de conocer la idiosincrasia y los hábitos de consumo de cada región. Marcas muy conocidas en una región pasan desapercibidas en otras.

NO arriesgues Tu patrimonio

LAS MEJORES CONDICIONES ECONÓMICAS PARA TU LOCAL